Adiós MTV

Por Álvaro Onieva a 7 de diciembre de 2013 • Sin comentarios

mtv logo

MTV España (En abierto: 2010-2013), DEP.

La noticia que ha marcado esta semana ha sido la próxima desaparición de MTV del espectro de canales de la televisión digital terrestre. Era lo que se dice la crónica de una muerte anunciada, pero no por ello deja de ser una triste nueva. Para mí siempre es triste cuando muere una cadena de televisión, y más aún cuando se trata de una que ha traído, o al menos lo ha intentado, algo nuevo al panorama.

Es además triste para mí esta noticia porque la andadura de MTV en abierto me trae recuerdos de mi propio periplo como crítico televisivo. Fue el 15 de septiembre de 2010 cuando Viacom presentaba en la terraza de sus oficinas de Recoletos 33 el desembarco del canal MTV en abierto que tendría lugar al día siguiente. Fue la primera rueda de prensa importante a la que fui en Madrid, el nacimiento de un canal nada menos, y que cubrí para mi anterior AgenTV. En mi paso por ¡Vaya Tele! hice varias entrevistas a gente del sector, pero no me estrené con directivos de cadenas de televisión hasta que julio de 2011 cuando entrevisté a Laura Abril, directora de programación de MTV, repasando con ella los pilares de la oferta del canal y haciendo balance de su primer año. Un balance que por aquel entonces sonaba positivo “es cierto que hemos ido más lentos que otros canales, pero ten en cuenta que en el pago éramos un canal casi residual y hemos pegado un estirón espectacular y constante, así que despacito y con buena letra…”. Hoy, en diciembre de 2013, me toca escribir esta despedida a MTV.

No queda claro aún si MTV volverá a formar parte de la oferta de canales de pago o si irá al cielo de las cadenas de televisión donde están Sony Entertainment Television o La 10. Lo que sí es un hecho es que la licencia en la que emite actualmente el canal de ‘Vergüenza ajena’ será ocupado por Intereconomía en breve, y el hueco de ésta parece que será llenado por Real Madrid TV, a falta de confirmación oficial.

Aunque no haya tenido el éxito suficiente como para perdurar, al menos podemos decir de MTV que su apuesta fue interesante a nivel televisivo, independientemente de si uno es afín a su target o no. Ante todo, MTV supo alzarse como una marca con notoriedad bien identificada con el público joven, y su imagen on air fue siempre impecable. En cuanto a contenidos, la cadena trajo cosas nuevas, tanto en producción propia como importadas. Hoy día muchos programas que llenan las parrillas de otras cadenas no existirían si MTV no hubiese dado el primer paso.

Los docu-realities importados en lata han sido el verdadero centro del canal desde su llegada hasta nuestros días. Desde ‘Made ¡quiero cambiar!’ hasta ‘Plane Jane’ pasando por ‘Ya no estoy gordo’, ‘Catfish’, ‘Embarazada a los 16’ y ‘Teen Moms’, ‘Los Osbourne’ ‘MTV Tunning’, ‘Mis superdulces 16’, ‘Teen Cribs’ y un interminable etcétera, nos mostraron un tipo de entretenimiento que no había tenido cabida hasta entonces en la televisión en abierto española. Sin su emisión en MTV probablemente no se habrían llenado de docurrealities importados otros canales como Divinity o Energy, o no habrían sido concebidos Discovery MAX y Xplora.

Y luego vino ‘Jersey Shore’, un programa que no fue demasiado bien cuando inició su emisión en MTV España pero que finalmente fagocitó toda la parrilla. Precisamente en aquella entrevista a Laura Abril me nombraba ‘Jersey Shore’ como el programa que no había respondido a sus expectativas: “‘Jersey Shore’, aunque ha mejorado en los últimos tiempos, quizás no ha funcionado tan bien como creíamos. Para que te hagas una idea de la expectativa que tenía el grupo con el programa, MTV Estados Unidos aumentó en un 30% la audiencia total del canal gracias a ‘Jersey Shore’. Todo ese éxito pensábamos que se iba a trasladar a la red internacional de canales MTV, pero es un formato tan local, tan centrado en un estereotipo tan de allí, que aquí cuesta que la gente lo entienda. Es un programa que tiene un ritmo fabuloso pero cuesta más entrar. Por tanto, es un programa que no ha supuesto el éxito que esperábamos”. Tiempo después fue haciéndose con la audiencia y tanto el original como sus versiones británica y española dominaron la programación del canal en un tedioso bucle de reposiciones.

Alaska y Mario Mtv

Olvi, que se acaba MTV y no es bromi.

La rotación de producto que pecaba de un exceso de multidifusiones y, sobre todo, de sobreexplotación de los productos estrella, la dificultad para fidelizar al espectador especialmente mediante la ficción o la imposibilidad de competir en franjas clave como el prime time pueden ser algunos de los factores que han llevado a MTV a acabar así.

Y cómo no, el presupuesto. David no ha vencido a Goliat esta vez, pues en un panorama televisual como el que tenemos es casi imposible que un canal que lucha en solitario, como es MTV, pueda hacer frente al respaldo que un grupo mediático del tamaño de Atresmedia o Mediaset puede ofrecer a canales competidores como Neox o Factoría de Ficción. Por esto han ido cayendo canales como Marca TV o Veo7, mientras que otros nacidos en la misma hornada como Nitro o Divinity se han ido afianzando. Con estas limitaciones tan grandes, MTV no contaba con el respaldo promocional de otros agentes, y estaba muy limitada a la hora de comprar cine (nunca tuvo), que le podría haber salvado bien el prime time, o series internacionales, donde los grupos tienen prioridad de compra gracias a sus acuerdos con las distribuidoras.

Sin embargo, con el presupuesto que ha manejado, MTV se ha sabido mover muy bien en el terreno de la producción propia que ha sido poca pero atinada. ‘Alaska y Mario’ ha sido el emblema del canal y el programa por el que lo recordaremos, pero también fueron muy bien en audiencias y en repercusión ‘Gandía Shore’ y ‘MTV Tunning España’. La excepción del éxito de la oferta original de MTV estaría en aquel ‘Ahora o nunca’ que lanzaron en los albores de su etapa en abierto, un fracaso entendible por la poca implantación que tenía el canal en aquella época. Fue una pena que MTV no tuviese el presupuesto para llevar a cabo más de un programa propio por trimestre.

Así que hoy toca decir adiós, triste adiós, a MTV. O mejor, esperemos que sea un hasta pronto y que nos alegren con la noticia de su vuelta al mercado de televisiones de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>