Piper Kerman, la voz tras la cárcel

Por Álvaro Onieva a 16 de marzo de 2014 • Sin comentarios

orange is the new blackEncuentro con la autora del libro que inspiró la serie ‘Orange is the new black’, basado en una experiencia personal

Fue la sensación del verano pasado en lo que a series se refiere. ‘Orange is the new black’ se convirtió en la producción más notable de Netflix, con permiso de ‘House of cards’, recibiendo unas críticas muy positivas y haciendo que las reclusas que protagonizan sus historias se ganasen el corazón de montones de fans. Una serie que firma Jenji Kohan, responsable de ‘Weeds’, y que se basa en la experiencia real de Piper Kerman, quien tras salir de la cárcel dio forma al libro ‘Orange Is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres’ que inspiraría la serie.

Si metiésemos a Piper Kerman en una pomposa fiesta norteamericana rodeada de unas cuantas amas de casa típicas de los vecindarios adinerados de las afueras no desentonaría en absoluto. Más cuesta imaginarla rodeada de presidiarias con tatuajes y vistiendo un mono naranja. Pero así es, la Piper Kerman con la que nos encontrábamos el pasado martes en el evento que organizó Canal+Series, en colaboración con Editorial Ariel, es la misma que pasó un año entre rejas. La misma que creó ese universo llamado ‘Orange is the new black’ y que nos atrajo hasta aquella sala de Cinesa Proyecciones.

Quizás lo fresco de ‘Orange is the new black’ fue la visión que nos trajo a los espectadores de las cárceles, esas que habían sido siempre retratadas desde el tono audiovisual más oscuro posible, desde películas como ‘Cadena perpetua’ a series como ‘Oz’. Este carácter no tan oscuro se marca desde el mismo título de la obra, el cual “no es solo una referencia a la clásica expresión tipo tal color es el nuevo negro sino un guiño directo a la mujer, que a partir de los 80 es más propensa a llevar ese mono naranja”, explicaba Piper Kerman. Ella quería con su obra acercarnos a otra realidad de las prisiones, la que ella vivió: “La razón por la que escribí el libro fue porque esperaba que contando mi propia historia el lector pudiese tener una imagen diferente a lo que está acostumbrado sobre quiénes son las presas y por qué están ahí, qué delitos han cometido o qué sucede detrás de esas paredes. Son imágenes muy diferentes a lo conocemos de las cárceles de hombres. Hay un espectro muy amplio de cárceles, como ésta de seguridad mínima donde yo estuve, y hay otras mucho más violentas. Mi intención a la hora de escribir el libro no era llegar a una catarsis, aunque por supuesto después la tuve. Mi intención fue cambiar la visión que la gente tiene de la prisión y de las mujeres que hay dentro. La mujer es un ser tremendamente ingenioso y habilidoso, que se las arregla para sobrellevar la escasez de recursos con imaginación. Se debe encontrar la manera de luchar contra esa deshumanización, y muchas mujeres hallan refugio en un libro, en la cocina, en la religión, en una amistad, o en el amor”.

orange is the new blackNo podemos decir tampoco que Piper Kerman reste dureza a los días que vivió en prisión y cuenta que las relaciones que construyó en la cárcel, especialmente con otras dos reclusas, fueron clave para seguir en pie durante ese tiempo, así como el apoyo incondicional de su prometido Larry: “Yo seguí con él durante todo mi encarcelamiento, luchamos juntos por continuar adelante. No discutíamos sobre tonterías, porque teníamos que concentrarnos en cosas más graves. Con el paso de los años, ya sí que empezamos a discutir por tonterías”. A día de hoy, Larry y Piper continúan felizmente casados. Desde luego, hubo malos momentos: “El primer día tuve mucho miedo. Y aunque fui perdiendo el miedo a las otras mujeres, nunca se lo perdí a los guardias. Por otro lado, uno de los días más tristes fue cuando murió mi abuela, no me dejaron ir a verla cuando se estaba muriendo ni a su entierro”.

Su rostro y su postura reflejan la serenidad de una persona a la que la cárcel debió hacer madurar rápidamente. Es consciente de qué enseñanzas sacó de aquello y cuál es el mensaje que quiere hacer llegar. Ahora, reparte su tiempo entre el activismo en ONGs relacionadas con mujeres en la cárcel y su labor creativa en la serie ‘Orange is the new black’. Pesa más para ella la concienciación que el lucro, pues la orientación de su discurso es más reivindicativo que promocional. Anota: “Hay prisioneras políticas encerradas por protestas pacíficas, la gente piensa que no existen pero sí. Se cree que tenemos un sistema que trata a todas con igualdad, pero nada más lejos de la realidad”.

En el coloquio no faltaron, como es lógico, las referencias a la serie que ha elevado la popularidad de su libro hasta altísimas cotas. Sorprende ver que siendo la serie una criatura nacida de la experiencia personal de Kerman, ella no se adjudica todo el mérito sino que más bien se pone en un segundo plano tras la figura de Jenji Kohan. No es la típica autora ególatra de MI libro, MIS personajes, MI historia. Parece más bien que ella aporta el barro al que luego Jenji Kohan da forma. Tampoco parece molesta porque la serie televisiva no sea 100% fiel a su obra literaria, ni siquiera el personaje que lleva su nombre y bromea: “Mi condena era de quince meses pero salí antes por buen comportamiento. Me porté mejor que Chapman“. Y explica las diferencias entre ficción y realidad: “todas las historias de los personajes en la serie están inventadas, todos los flashbacks son creaciones de ficción para la serie, pero muchos personajes son reales”. Entre otros detalles, contó que el personaje de Nicky es una fusión de las que fueron sus dos mejores amigas en la cárcel, que Pennsatucky existe pero que no está tan loca como el personaje o que el personaje que más se parece a la persona real es el de Red, quien confiesa que al principio le infundía terror pero al final “acabó convirtiéndose en mi madre adoptiva”. También habló del personaje favorito por muchos fans, Alex Vause, la chica que fue su pareja y que le delató, razón por la cual fue condenada. Alex se llamaba Nora en la vida real, y aunque Piper Kerman revela que la culpó de su condena durante mucho tiempo, con el tiempo supo ver que la responsabilidad de sus actos era sólo suya y aprendió a perdonarla. “Uno se siente mucho mejor así que guardando rencor o castigando durante años a la otra persona”, sentenció.

orange is the new blackEn la ronda de preguntas, introduje una cuestión a Kerman sobre la que los seguidores de la serie hemos especulado mucho: ¿podría continuar ‘Orange is the new black’ una vez que el personaje de Piper haya realizado su viaje? Su respuesta deja la puerta abierta y pone esa responsabilidad en manos de Jenji Kohan: “Una de las decisiones creativas más inteligentes que Jenji Kohan tomó a la hora de adaptar la historia del libro a la serie fue no elegir solamente a una protagonista, no es como ‘Mad men’ o ‘Breaking bad’ en las que sigues a un solo protagonista. La serie pone como protagonista a muchas mujeres de alguna manera, no son sólo comparsas del personaje principal. Eso abre muchas posibilidades. Así que no sé lo que Jenji decidirá sobre el destino de Piper Chapman y cómo afectará al universo de la serie, pero ya sabes, en prisión la gente entra y sale cada día, o son mandados a otra prisión… Es un ambiente muy impredecible”; otra muestra de lo cauta que es a la hora de atribuirse méritos sobre ‘Orange is the new black’, la serie que no obstante está basada en su experiencia vital.

Casi dos horas duró este encuentro pero pasaron como unos minutos bajo la hechizante voz de Piper Kerman, tiempo en el que fue señalando los límites entre ficción y realidad, sin dejar de invitarnos a conocerlos más profundamente entre las páginas de su libro. Un libro que también pudo leer una de las que fuese su compañera en su periplo en prisión: “Yoga Janet era una mujer maravillosa, me escribió un mensaje de texto para decirme que no quería que el libro se acabase nunca”.

Fotos: Enrique Cidoncha / Canal+

En AgenTV | TimesTalks: Charla con Kim Cattrall, la eterna Samantha Jones de ‘Sexo en Nueva York’

Otras crónicas del encuentro con Piper Kerman:
- La mujer detrás de ‘Orange is the new black’ por Víctor González en Gonzoo.
- Piper Kerman, descubriendo el verdadero ‘Orange is the new black’ por Noa R. Rey en La Parabólica.
- Piper Kerman. Realidad carcelaria y ficción televisiva por Héctor Caraballo en Seriously.
- Ficción y realidad en ‘Orange is the New Black’, por Piper Kerman por Alfredo L. Zamora en Cien Megas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>