HBO vuelve al trono de la ficción

Por Álvaro Onieva a 8 de abril de 2014 • 1 comentario

hboQue HBO es la cadena de televisión más prestigiosa del mundo es algo que casi se da por hecho. Pero que ese prestigio haya estado respaldado por las mejores producciones del momento no siempre se ha cumplido. HBO ha tenido tropezones, como todas, pero también series que siendo aceptables no suponían ningún avance en esto de contar historias a lo largo de episodios. Es el caso, por ejemplo, de ‘Boardwalk Empire’, una serie muy correcta en todos los aspectos –actores, realización y fotografía, etc.- pero no ofrecía al espectador más agudo un algo más. Tampoco lo hacía ‘True Blood’ aunque regalase a la cadena cifras muy buenas de audiencias y altas dosis de sexo en pantalla. Luego ha habido verdaderos descalabros como ‘The No. 1 Ladies’ Detective Agency’ o más recientemente ‘Hello Ladies’.

Y mientras la Home Box Office lo hacía bien pero no brillante, vimos destellos de genialidad en otras cadenas como Showtime (‘Dexter’, ‘Homeland’, ‘Masters of Sex’), AMC (‘Mad Men’, ‘Breaking Bad’) o FX (‘Louie’, ‘American Horror Story’) que nos hacían cuestionarnos si el reinado de HBO estaba llegando a su fin, o al menos si su poder ya no era tan hegemónico y la excelencia televisiva se había desconcentrado.

Sin embargo, esta temporada HBO ha vuelto a demostrar ser algo más que una marca que vive de las rentas. Y no tiene uno sino tres emblemas que la colocan como número uno de la ficción en diferentes aspectos. ‘Juego de tronos’ es el evento y el fenómeno fan, ‘True Detective’ es la calidad de la obra audiovisual y ‘Girls’ es la subversión y la frescura. Cada una, muy diferente a las otras, aporta a HBO un intangible que la devuelve al trono de la ficción estadounidense y, por qué no, mundial. Una alineación de ensueño.

‘Juego de tronos’: más que una serie, una saga de culto

Tras semanas –o meses– generando una expectación máxima, ‘Juego de tronos’ volvía este domingo pulverizando sus propios records de audiencia y también los de HBO, que no reunía a tanta gente ante el televisor desde el final de ‘Los Soprano’. Como en temporadas anteriores, el primer episodio de la cuarta temporada de ‘Juego de Tronos’ fue de situación. No puedes esperarte algo tan impactante como la Boda Roja en un arranque de temporada, eso siempre lo reservan para más adelante, sino que ahora lo que tocaba era hacer esa especie de previously durante todo el episodio con el que recordarnos quiénes son los protagonistas a los que acompañamos y cómo quedaron la temporada anterior. Tampoco quiero decir que no pasase nada, ojo, que el episodio no decepcionó ofreciendo ciertas dosis de épica y lo mejor de cada personaje. Parece que se avecina una gran temporada.

Pero lo verdaderamente relevante de ‘Juego de Tronos’, a nivel de mercado televisivo, es la expectación a la que me refería antes. No podríamos hacer recuento de la cantidad de impactos en los medios que ha generado el estreno de la temporada, con sus teasers y tráilers, además de todos los rumores y declaraciones de George R. R. Martin y los creadores de la serie sobre la continuidad de la misma. Eso para HBO es brutal.

Nada más fresco en televisión que ‘Girls’

Por otro lado, ‘Girls’ cerró su tercera temporada con una maestría pocas veces vista en televisión, tras haber dado forma a la menos irregular, consciente y contundente temporada de la serie. Atrás quedó la buenísima pero también llena de altibajos temporada anterior. Las historias de Hannah y sus amigas han ofrecido un nuevo soplo de aire fresco a la ficción seriada con una nueva tanda de historias en las que encontrar universos y puntos de vista muy distintos.

Ver a Hannah tratada del trastorno obsesivo compulsivo, el desarrollo desde una feliz estabilidad de su relación con Adam -la cual parecía condenada a ser una eterna persecución del gato y el ratón-, la relación de su madre con sus tías, la búsqueda del desarrollo personal de todos, los desaciertos de Marnie, la amistad entre las chicas o simplemente todo lo que concierne a Jessa han sido tramas para aplaudir. Perfectamente ejecutadas. No me extraña que la serie ponga a HBO en el mejor punto de mira posible de la crítica, porque no sólo es buena, además nos da algo que ninguna otra da. Sí, ‘Girls’ tiene voz propia.

Y con ‘True Detective’ HBO adquiere profundidad

Por último, cerró el círculo de maestría televisiva de HBO ‘True Detective’ coronándose como el mejor estreno de midseason, y de la mano con ‘Masters of Sex’ como lo mejor de la temporada. Hubo quienes no la entendieron y buscaron en ella un enrevesado puzzle sobre un caso macabro que debería haber dado tres tirabuzones más de guión antes de su final. Pero la serie no iba de eso sino que era mucho más. ‘True Detective’ se permitió moverse entre la ficción y el ensayo para proponer un discurso metafísico sobre el sentido de la vida. Así.

El caso del Rey Amarillo era poco más que un pretexto para poder tener a dos personajes diametralmente opuestos –y casi clichés– metidos en un coche hablando de lo humano y lo divino, nunca mejor dicho. El caso fue lo que dio sentido a sus vidas durante un tiempo, como lo pudieron ser el matrimonio, la paternidad o el affaire amoroso. ¿Y luego qué? Esa es la pregunta. ¿Qué pasa cuando todo eso se desmorona o te das cuenta de que no es suficiente para dar sentido a esa pregunta, la de la existencia, que no somos capaces de responder? Los minutos finales de la serie hablan de eso. Bueno, toda la serie lo hace, pero son esos últimos momentos los que recalcan, para quien no se hubiese dado cuenta, de que por esto estábamos viendo la serie y no por asesinos en serie. Quién quiera un whodunit que tire de catálogo de CBS.

A parte de su potencia a nivel narrativo y discursivo, ‘True Detective’ ha sido otro logro marketiniano para la HBO. Tener como cabeza de cartel a un Matthew McConaughey en su mejor momento no es poca cosa. Porque por lo general habíamos visto en televisión a actores y actrices de cine que ya no encuentran papeles en la gran pantalla, como Glenn Close o Holly Hunter. No a un actor que ese mismo año gana el Oscar. El hecho de que sea una serie de temporadas cerradas y con distintos actores no es nuevo, ya lo hace ‘American Horror Story’, pero dará la oportunidad a HBO de seducir a grandes rostros con este caramelito. Se comenta que Brad Pitt puede ser el siguiente… Sea como sea, la obra en su primera temporada es redonda, y donde sí han innovado ha sido dejando toda la responsabilidad del metraje sobre dos únicas personas Pizzolatto (guionista) y Fukunaga (director), quienes han aprovechado para darle a ‘True Detective’ un empaque único. Y no sólo por ese plano secuencia, pero también.

En AgenTV | La suerte está echada ante los upfronts 2014
Artículo recomendado | A los pies de True Detective (por Alberto Rey)

Un comentario en “HBO vuelve al trono de la ficción

  1. Juego de tronos ha sido una de las propuestas que más he disfrutado de HBO. Otra que también me ha gustado pero que carece de elementos para lograr cautivar es Girls, que por cierto en un par de semanas se estrena la cuarta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>