Reflexiones sobre TVE tras el cierre de Teledeporte

Por Álvaro Onieva a 4 de julio de 2014 • Sin comentarios

cierre de teledeporteQue Televisión Española está en crisis y caída libre no es noticia desde hace mucho, pero sí lo es que las medidas que están tomando para solucionar su situación son tan torpes y desacertadas como el cierre de Teledeporte. 16 millones de euros se ahorrará el Ente cada año con esto, una cifra que podría parecer muy elevada pero que en términos televisivos no es tanto. El nefasto ‘El pueblo más divertido’ ha costado 3,5 millones. Un programa de prime time del verano (ahora movido al late night) y malo. Lo otro es el presupuesto de todo un canal.

Metidos a reflexionar sobre el estado de TVE y sus presupuestos deberíamos cuestionarnos en qué debería gastarse el dinero la televisión pública y en qué no. Si nos atuviéramos al significado estricto de servicio público, la cadena debería ofrecernos cine y series de aquí y de fuera que sean de calidad, información plural y entretenimiento bien hecho, sin olvidar atender a las minorías. Si ampliamos esto último, TVE debería ser la cadena que diese a los espectadores los contenidos que las cadenas privadas, por cuestiones empresariales, no dan. Este postulado implicaría de lleno a la cultura, que tan poco espacio tiene en el resto de televisiones, así como la atención a productos o contenidos que no haya en las cadenas privadas. Por esto mismo, debería la televisión pública ser un motor de la industria que funcionase como zona de test de nuevos formatos patrios.

¿Y qué pasa con el deporte? ¿debe la corporación gastar dinero en derechos deportivos y retransmisiones? Sí, pero depende de en qué. Al igual que con el cine, Televisión Española debería apostar por lo menos comercial. Emitir ‘El árbol de la vida’ tiene sentido, pero ‘Transformers’ no. Y no ya porque alguien considere desde un supuesto buen gusto o una superioridad intelectual que tal cinta es mejor que otra, sino porque por las leyes del mercado una tendrá oportunidad de verse en abierto en alguna de las cadenas comerciales mientras la otra no. Lo mismo con el deporte. Si TVE no se dejase una millonada en comprar la Champions, ya lo harían Mediaset o Atresmedia, pero si la pública no emite el vóley, la gimnasia rítmica o la vela, no lo van a hacer las otras, empobreciéndose la oferta televisiva y limitando la presencia del deporte en televisión a los deportes de masas. Eso significa en términos de mercado televisivo el cierre de Teledeporte.

Este mismo mes de julio, TVE gastaba 39 millones por los derechos de veinte partidos de la Selección Española de fútbol correspondientes a la clasificación de la Eurocopa 2016 y el Mundial 2018. Un coste total que equivale a 2,5 veces el dinero que se ahorran con el cierre de Teledeporte, o dicho de otro modo, el canal deportivo podría haber vivido dos años y medio con el presupuesto de 20 partidos de La Roja. Cada uno de esos partidos costará casi dos millones de euros. Y podríamos haberlos visto igualmente si los hubiesen comprado Mediaset o Atresmedia.

Sin embargo, los planes de TVE son cargarse Teledeporte y de paso desbaratar la programación de La 2, canal que acogerá en su parrilla los contenidos deportivos del que desaparece. Esto es, la programación deportiva desplazará de su emisión a muchos de los ya de por sí pocos espacios culturales que se programaban en televisión. Volvemos atrás en el tiempo, a aquella La 2 que era un híbrido mal formulado entre cultura, deporte y lo que sobrase, aunque ahora al menos los contenidos infantiles sí conservan su espacio aparte en Clan.

Ya puestos a modificar parrillas y encajar contenidos, mejor habría sido que fusionasen Teledeporte con 24h, ahora que los informativos de Televisión Española dan más pena que otra cosa. Y se podría potenciar el tiempo de la información en la cadena principal, La 1, y usar las franjas coincidentes en 24h para el deporte, en lugar de desperdiciar horas de programación en emitir los maltrechos Telediarios en simulcast. Muchas soluciones podrían darse si los movimientos en TVE estuviesen pensados con sentido, pero en lugar de eso van a cargarse el único canal del grupo que verdaderamente tiene sentido, La 2.

Teledeporte cerrará el 31 de diciembre de 2014.

Actualización octubre 2014: Jose Antonio Sánchez, nuevo presidente de RTVE, ha echado para atrás la decisión del anterior directivo del Ente público, Leopoldo González-Echenique, por lo que finalmente se cancela el cierre de Teledeporte. El canal deportivo público seguirá en emisión.

En AgenTV | ¿Debe Mariló Montero abdicar el trono de ‘La Mañana de La 1’?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>