Sospechar por sospechar

Por Álvaro Onieva a 14 de abril de 2015 • 2 comentarios

bajo sospecha primera temporada‘Bajo Sospecha’ ha cerrado su primera temporada con la resolución del misterio que se planteaba en el primer episodio: quién secuestró a Alicia Vega. La serie de Bambú Producciones sacó de su chistera una historia que encajaba bastante bien y que, sobre todo, pocos espectadores podían esperarse. Pero, ¿es necesario que una serie de misterio siempre nos sorprenda en su giro final?

Parece indispensable para muchos guionistas, y no me refiero a los de ‘Bajo Sospecha’ en concreto, ganarle la partida a los espectadores y ofrecerles algo que jamás hubiesen imaginado. Como si la pericia del guionista fuese a quedar en entredicho si los hábiles televidentes pudiesen seguir el juego de deducción que se les presenta.

El problema entra cuando, por intentar ocultar los trucos de las tramas, lo que se ofrece entre el primer episodio y el último es pura estrategia de despiste. Hagamos el siguiente ejercicio mental: si vemos el piloto de ‘Bajo Sospecha’ y el último episodio, ¿nos enteraremos de todo o necesitaríamos ver qué ha pasado en los capítulos intermedios? No digo, ojo, que lo de en medio sea carente de interés, pero sí que aporta más confusión que pistas para la resolución del misterio.

Lo que más me gustó de la primera temporada de ‘Broadchurch’ fue que, precisamente, jugaba a lo contrario. Y mira que yo soy bastante torpe como espectador-detective, pero conseguí resolver el misterio de la temporada un par de episodios antes de la revelación final. Y eso no me arruinó la serie, al contrario. En ‘Broadchurch’ seguías las peripecias de los policías y podías intentar resolver, a la par que ellos, las piezas del puzzle. En otras series, no es posible.

Pasa en muchas series de misterio de trama continua estadounidenses y sucede también en numerosos procedimentales. Éstos, aunque solucionen un caso por episodio, ofrecen en sus 40 minutos varios giros que no tienen más intención que despistar; lo que importa es el tercer acto. Como digo, a mí me gusta jugar, deducir y teorizar, y para que ello sea posible debes tener bastantes fichas sobre el tablero, porque de lo contrario estás jugando sin posibilidades de ganar.

En el caso de Bajo Sospecha, el cierre fue satisfactorio aunque se saliesen un poco por la tangente. Es cierto, como dice Nayin Costas en Zapping Magazine, que está algo cogido con alfileres que (cuidado spoiler) un niño pueda soportar la presión de todos los sucesos de su entorno con tal sangre fría, y hubo cosas a las que no se volvió como la muerte de la profesora (fin spoiler). Pero en general la explicación es bastante sólida. Los episodios intermedios han sido amenos y se agradece que la duración de la temporada se reduzca a ocho episodios en lugar de alargar el chicle hasta el sinsentido.

Para la segunda temporada de ‘Bajo Sospecha’, si es que la hay, que nos dejen jugar un poquito más. A la espera estamos de que Antena 3 se pronuncie sobre la renovación de la serie.

2 comentarios en “Sospechar por sospechar

  1. No se resuelve la trama de la profe muerta (qué les gusta un fiambre a los guionistas) ni la de la cadena que tienen las 2 primas iguales. No entiendo esa sorpresa de la madre al ver que la cadena de su hija sigue en su caja y que le pusieron la de su prima.
    Tampoco entiendo porqué señalan como culpable al poli durante ¡2 minutos! O sea, que entiendo que tienen que inventar una historia para que la hermana proteja al hermano pero… coño, se veía a la legua que NO. De hecho yo ya pensé que era el hijo el que mató a la prima en el penúltimo capítulo.
    Y con todo esto, Bajo Sospecha me ha encantado. Espero que renueven otra temporadita más :)
    Un abrazo majo!

  2. Hay un error grave en el último episodio: la diadema. Alicia se la entrega a su prima mientras está escondida en la caseta del perro con el,objetivo de despistar dejando pistas falsas. 3 horas más tarde ( ver de nuevo el primer episodio, a partir del mimuto 7:30) esa diadema aparece en un camino en el bosque mientras toda la familia había permanecido en el Restaurante buscando a la niña y esperando a la policía. Cómo consigue la prima hacer llegar esa diadema hasta un camino en el bosque en el que se tienen que trasladar todos en coche para llegar hasta allí? Se supone que en ese momento de despiste es en el que aprovecha Alicia para salir del recinto del restaurante y esconderse en la casona. Muy pillado con alfileres en mi opinión ( al igual de que parece inverosimil que nadie sea capaz de encontrar a la niña dentro de la caseta del perro, cuando se supone que estaba jugando al esocndite según dicen…pues cuantos sitios hay para esconderse que no la consiguen localizar!) por lo demás me ha mantenido en tensión durante los 7 episodios anteriores. Muy buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>