Los incisivos de Ana Pastor

Por Álvaro Onieva a 15 de junio de 2015 • 2 comentarios

el objetivo ana pastor manuela carmena- Ya sabe que me dedico a hacer preguntas y a cuestionarlo todo.
– Te voy a dar un consejo en ese sentido: para que sean realmente útiles tus preguntas, hay que hacerlas en el momento en que se puedan responder.

Con estas palabras, la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, dejaba KO a su rival Ana Pastor en pleno prime time de laSexta, después de que ésta le exigiese con insistencia datos que no tenía aún. Lo curioso es que, en ese ring televisado que es ‘El Objetivo’, la única que peleaba era Pastor.

Las líneas entre el show y el periodismo siempre han sido muy difusas en el programa y anoche el espectáculo llegó a un punto lamentable. Parece que el personaje de entrevistadora guerrera ha terminado por fagocitar a la periodista que hay, o hubo, en Ana Pastor y ahora da más importancia en hacer lo suyo, eso tantas veces aplaudido (o jaleado), que en ofrecer al espectador una buena entrevista.

Ana Pastor es muchas veces como un feroz león de circo romano y los políticos los pobres infelices que se ven en la arena. Ella les acorrala, enseña los dientes y les da más de un zarpazo, y con suerte hasta les devora. Es televisivo y es espectáculo, pero hacerlo a toda costa, no es (buen) periodismo.

Mientras Manuela Carmena intentaba dialogar y explicarse, Pastor lanzaba preguntas incordiosas sin ton ni son. Como una metralleta. Lo grave no es que preguntase, es que no hacía caso a las respuestas. Eso por no mencionar que en la escaleta se daba ingente peso a algo como los tuits de Zapata, de actualidad pero más anecdótico, que a otros temas centrales del discurso de la invitada de los que cabía esperar que se sacase más chicha, pero que quedaron reducidos al mínimo (dietas infantiles y alquileres sociales, por ejemplo).

Me daba la sensación que Ana Pastor, o ‘El Objetivo’, se estaban esforzando demasiado en dar palos a Carmena para que nadie les tache a ellos de tener menos mano dura con unos que con otros. Y así las preguntas taladrantes seguían y los intentos por pillar a la invitada en un renuncio. Egolatría e impertinencia decían algunos en Twitter. No lo calificaría tan duramente pero sí pude apreciar cómo Ana Pastor se olvidó de escuchar en su afán de guerrear con la invitada. De ser la Ana incisiva de otras veces.

Gobernar es escuchar, dice Carmena en su bio de Twitter. Y entrevistar también es escuchar, Ana, no sólo hacer preguntar y cuestionarlo todo.

2 comentarios en “Los incisivos de Ana Pastor

  1. Ana ¡ eres un alma libre! somos muchos en el nivel de la evolución,,,,,,, ,sigue ,,¡estas son las opiniones tuya es la realidad !

    cuando el borrego despierte de las mil mentiras…millones,. siglos y cada dia. divulgadas por iglesias, ..,generadores de opinión, TVs. Periodicos. Radios, escritores….futbolleros………¡¡¡¡NO pares ANA!!!! ¿no se cuantos siglos tardara en despertar el borrego….y Que sienta y viva como individuo? feliz y sosegado…..Y muera con satisfacción…..o se reencarne en la evolución……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>