A ‘Cámbiame Premium’ le falta presupuesto

Por Álvaro Onieva a 2 de septiembre de 2015 • 4 comentarios

cámbiame premiumNada menos que quinientas personas llenaban el imponente teatro de Antena 3. Todos los ojos están puestos en Isabel Gemio quien, en 1996, tenía el poder de hacer realidad los sueños de quien se cruzase en el camino de ‘Sorpresa, Sorpresa’. Podían aparecer en cualquier momento las Spice Girls, David Copperfield, Sofía Loren, Marta Sánchez, Plácido Domingo, Michael Douglas, Whitney Houston o Shakira. Celia Cruz podía sorprender a Rocío Jurado, ese era el nivel. Pero también había reencuentros familiares, emoción, llanto y muchas otras sorpresas…

Son recuerdos de una televisión grandilocuente y megalómana de los años 90 que contrastan con la forma de hacer espectáculo catódico actual, mucho más contenida en gasto. Anoche Telecinco trató de devolver a la vida el espíritu de ‘Sorpresa, Sorpresa’ con ‘Cámbiame Premium’, versión de prime time de su último gran éxito del access sobremesa, pero el presupuesto se les quedó corto. Muy corto.

“Vamos a cambiar la vida de todo un pueblo”, esa era la premisa de las promos del nuevo espacio que elevaba las expectativas por las nubes. Un gran despliegue de medios en el pueblo (escenario, pantalla, cámaras…) nos hacía pensar que algo grande nos esperaba. Y de repente, llegó un camión con unos columpios encima.  La decepción fue mayúscula. En otra sorpresa, un señor pedía matrimonio con un flashmob. Es algo ya visto, y aunque no esperábamos nada comparable con aquel ‘Mobbed‘ de Fox, tampoco cuatro gatos bailando en la calle. Esperamos ver algo que cambie las vidas de esas personas. También tuvimos una buena reforma de una casa a principio del programa, pero quedó deslucida por culpa de una señora que en vez de sorprenderse y deshacerse en lágrimas se mostró como un témpano de hielo.

Hay un problema de base: ‘Cámbiame Premium’ no quiere caer en los extremos de drama de ‘Entre todos’, quiere ser más festivo, pero para ser una gran celebración le haría falta rascarse el bolsillo.

No todo salió mal. De Jorge Javier no hay mucho que decir, ya sabemos todos las tablas que tiene en los directos; Cristina, Natalia y Pelayo estuvieron atinados en sus nuevos papeles, en especial la primera; mientras la pizpireta reportera Eli fue el descubrimiento de la noche. Me gustaron también los vídeos en los que recreaban las reuniones para decidir quiénes serían los sorprendidos y, en general, ese ambiente de detrás de las cámaras que le da un aspecto más espontáneo, para contrastar con aquella televisión a la italiana de los tiempos de ‘Sorpresa, Sorpresa’.

De las bombillas y el cuerpo de baile podemos prescindir. Aceptamos que el plató sea más pequeño (incluso que sea fácil reconocer que por ahí han pasado ‘Hay una cosa que te quiero decir’ y ‘Hable con ellas’). Pero a fin de cuentas, si quieren que nos creamos que van a cambiar la vida de la gente hay cosas en las que no se puede escatimar. No todas las premisas aguantan una factura low cost. Faltaron lágrimas y emoción pero, sobre todo, faltó presupuesto.

4 comentarios en “A ‘Cámbiame Premium’ le falta presupuesto

  1. Van a durar dos telediarios… Menudo petardo… Ya q estaban los reporteros por la zona, deberian de haber dado mas sorpresas a mas gente… Lo del pueblo es pa denunciarlo…

  2. la verdad, el formato de cámbiame premium me parece algo totalmente caduco y pasado de moda. Sólo van a jugar con los sentimientos de la gente, el llanto fácil, y la sensiblería más empalagosa. Dejen ya de copiar e inventen algo novedoso que sorprenda. Si es que saben. sólo explotan fórmulas manidas y obsoletas. y el ubicuo Jorge Javier ya cansa. Que se dedique un tiempo al teatro.

Responder a Georgina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>