Emmys 2015: HBO arrasa y las mujeres de ‘Mad Men’ se van en silencio

Por Álvaro Onieva a 21 de septiembre de 2015 • 2 comentarios

emmys 2015La gala de los Emmys 2015 coronó a HBO como absoluta vencedora, ya que tres títulos que llevan su sello arrasaron en sus respectivas categorías: ‘Juego de Tronos’ en drama, ‘Veep’ en comedia y ‘Olive Kitteridge’ en serie limitada (esa que ahora aglutina miniseries y series de una sola temporada o antologías). ‘Mad Men’, sin embargo, se despidió discretamente en la que era su última gala.

Los Emmys, mucho más reacios a salirse de la línea más académica que los Globos de Oro, sólo sorprendieron en su reconocimiento a ‘Juego de Tronos’, una serie de calidad indiscutible que llevaba siendo obviada por los premios año tras año, con la excepción de Peter Dinklage. Cierto es que la quinta temporada no ha sido la mejor de esta ficción, aunque sí ha tenido momentos muy icónicos, pero el galardón le llega como compensación a todo lo andado hasta ahora. Pocos productos de género fantástico suelen recibir este tipo de atenciones, pero obviar a una serie con tal repercusión ya era vergonzoso. Y es curioso que suceda justo en el año en que los guionistas han tenido que separarse del material dado en los libros, un empujón para ellos.

En el otro lado de la balanza, ‘Mad Men’ se fue con las manos (casi) vacías en su año de cierre, no repitiendo la proeza del final de ‘Breaking Bad’ como muchos esperaban: los Emmys ya se habían olvidado de los publicistas. Curioso que una serie del calibre de ‘Mad Men’, con un reconocimiento unánime de la crítica, pierda en favor de la tan cuestionada ‘Juego de Tronos’ (que hoy tendrá más haters que nunca). Pero más curioso, e incluso paradójico, es que una serie que durante toda su existencia ha hablado de machismo y de cómo a las mujeres les es más difícil ser reconocidas en su trabajo que a los hombres, haya cerrado su última temporada con la concesión del premio para su protagonista, Jon Hamm, mientras que las intérpretes de sus dos heroínas, Elisabeth Moss y Christina Hendricks, se hayan tenido que conformar con la nominación, pese a ser mejores intérpretes que su compañero.

Con la salvedad de los premios a Jeffrey Tambor por ‘Transparent’ (que introduce a Amazon en la gloria de los galardones) y Allison Janney como secundaria por ‘Mom’, la sátira política ‘Veep’ barrió en comedia. Quizás el momento político de Estados Unidos haya influido. Quizás no, sí. Y aunque Julia Louis-Dreyfus sea una actriz cómica incuestionable, me parece injusto que se haya llevado su cuarto Emmy consecutivo y Amy Poehler se fuese de vacío en su octava nominación, siendo además el último año que podía reconocerse su labor en ‘Parks and Recreation’. Y ojo, se rompe la racha ganadora de ‘Modern Family’, en un año en que muchos la han acusado de dar vueltas sobre sí misma. Difícilmente volverá a agenciarse un premio, pero no os quepa duda que le quedan muchos años arrasando en demográficos en ABC.

Por su parte, ‘Olive Kitteridge’ triunfó en su categoría, con premios cantadísimos para Frances McDormand y Bill Murray, además del galardón principal. Se trata de una miniserie bastante pretenciosa, que comienza tediosa (lastrada por la trama del personaje de Zoe Kazan) pero que va cogiendo cuerpo y que nos invita a un viaje de sentimientos y reflexiones donde apenas hay historia. La profundidad de Olive Kitteridge compensa su falta de trama, en una miniserie que olvidaremos en unos años pero que, con solo cuatro episodios, merece la pena ver.

Pero si algo hay que destacar, para bien, de esta edición número 67 de los Emmys es que fueron bastante reivindicativos: además del avance para la comunidad transexual que supone el premio a Jeffrey Tambor por su deliciosa Maura en ‘Transparent’, fue la noche de las actrices afroamericanas (triplete de Viola Davis, Uzo Aduba y Regina King), y de las mujeres en general, materializando el éxito de Amy Schumer y reconociéndolas también detrás de las cámaras. Precisamente por esto es triste que las mujeres de ‘Mad Men’ se fuesen de vacío. O quizás su premio no es una estatuilla, sino abrir el paso a otras, quién sabe.

2 comentarios en “Emmys 2015: HBO arrasa y las mujeres de ‘Mad Men’ se van en silencio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>