Series y feminismo: los estrenos estadounidenses de otoño frente al Test de Bechdel

Por Álvaro Onieva a 4 de noviembre de 2015 • 2 comentarios

test de bedchel seriesOtoño es la temporada alta de la televisión en abierto estadounidense. En estos meses, las cadenas estrenan y traen de vuelta sus mayores series de televisión, entre estrenos y regresos. Y es un buen momento para pararse, una vez que todas han dado sus primeros pasos, para analizar el panorama de la industria. Concretamente, yo propongo diseccionar cuál es la situación de las series con respecto a la brecha de género y la representación de la mujer. ¿Cómo? Muy fácil, pasando a todos los pilotos de este año el famoso Test de Bechdel.

Habrá a quien todo esto del feminismo le suene a algo caduco, pero ni mucho menos lo es. Mientras que hay un gran número de series que giran en torno a un protagonista masculino omnipresente (‘Rosewood’, ‘The Grinder’), las series con más presencia femenina suelen ser corales (‘Quantico’, ‘Life in pieces’). Sólo ‘Scream Queens‘, ‘Crazy Ex-Girlfriend‘ y ‘Supergirl’ tienen grandes liderazgos de mujeres, y alguno es cuestionable.

Sobre el Test de Bechdel

Para quien no lo conozca, el Test de Bechdel comenzó en una tira de cómic de la autora Alison Bechdel en la que dos lesbianas hablaban de ir al cine y una decía a la otra que sólo veía películas que cumpliesen tres sencillas normas, que con el tiempo se han constituido como las reglas del Test de Bechdel:

  1. Deben aparecer dos personajes femeninos. Una variante dice que deben tener nombre (por ejemplo, una camarera sin nombre no vale)
  2. Deben tener una conversación entre ellas. Una variante establece que de más de 60 segundos, pero si aplicamos esto nos quedamos solos. Al menos pidamos que sea una conversación mínimamente relevante.
  3. Dicha conversación no puede tratar sobre un hombre, sea como objeto amoroso o no (por ejemplo, una conversación sobre un hijo o un padre no pasa e test)

Lo que nació como una broma en 1985 es hoy día una de las formas más usadas para poner en evidencia los productos culturales en relación a la brecha de género. No pretende ser excesivamente serio, pero es lo suficientemente sencillo como para sacar los colores a muchos sobre la desigualdad en la representación de hombres y mujeres. El Test de Bechdel no evalúa la calidad de la película (o serie), ni determina si es feminista o no; hay obras con estereotipos femeninos y representaciones machistas que pasarían el test. Simplemente, nos ayuda a identificar la carencia de personajes femeninos importantes.

Pero sobre todo, hay que dejar claro que el Test de Bechdel no es un arma infalible, ni muchos menos oficializada, para calibrar el nivel de feminismo de un producto como algo aislado. Más bien lo que trata es de poner en evidencia la situación de una industria en su conjunto, en este caso el de las series de televisión estadounidenses que se emiten en abierto. Por tanto, tiene más sentido analizar un conjunto de series compacto que series sueltas. Aquí, ponemos el ojo sobre las diecinueve series estrenadas este otoño en las cadenas en abierto estadounidenses.

* Nota: Sólo se analiza el primer episodio de la serie porque si analizásemos las temporadas completas todas pasarían el test, en un momento u otro, por mera estadística.

Verde = Aprueban
Rojo = Suspenden
Naranja = Resultado sujeto a interpretación

CBS

- LIFE IN PIECES: A pesar de estar basada en las dinámicas de varias parejas, todas ellas hombre-mujer, la serie rompe fácilmente la brecha del test haciendo que las mujeres protagonistas interactúen con otras y entre sí. El mejor ejemplo, la madre que habla con su hija a la que acaba de venirle la regla por primera vez.

- LIMITLESS: Toda la acción de la serie gira en torno a un hombre, Brian Finch. Sin embargo, en el lado del FBI encontramos a dos mujeres Rebecca Harris (Jennifer Carpenter) y Naz Pouran (Mary Elizabeth Mastrantonio) y ambas tienen una conversación en el piloto que, según interpretemos, puede pasar el test o no. El objeto de dicha conversación es la investigación que llevan a cabo (sí pasa el test) pero esto no deja de ser una charla sobre el propio Brian Finch (no pasaría el test). Yo me decantaría por un aprobado por los pelos, pero lo dejo abierto.

- CODE BLACK: Serie sobre médicos de urgencias con gran presencia femenina, no debería serle difícil pasar el test. La doctora habla con sus residentes y sí, intercambia palabras con las mujeres residentes. Podríamos darle el aprobado ya, pero no obstante esperemos a ver si hay una conversación formal más allá de frases deslavazadas, como sí hay entre hombres. La doctora habla con una paciente… sobre el padre de ésta. No. De nuevo, la doctora habla con sus residentes y hay conversación entre mujeres. Pasa el test.

- SUPERGIRL: En el primer episodio, Kara (a.k.a. Supergirl) habla con su jefa, interpretada por Calista Flockhart. Con esto ya pasarían el test de Bechdel, pero tampoco nos volvamos locos. El traje de esta heroína sigue siendo ajustadísimo y con una ridícula falda. ¿Y qué hay de que Supergirl no deje de ser una imperfecta réplica de Superman? A mí no me gana. Xena, te echo de menos.

FOX

- MINORITY REPORT: Tras la primera secuencia de acción, dos personajes femeninos investigan una escena del crimen: la detective Lara Vega y la tech Akeela. Con ello, la serie pasa el test tranquilamente, aunque esta triste versión de la película de Tom Cruise no nos dará muchas más alegrías; es un rollo y va directamente a la cancelación.

- THE GRINDER: Esta serie hecha a medida para lucimiento de Rob Lowe (y ridícula, en mi opinión) presenta muy pocos personajes femeninos y todos son pura comparsa.

- GRANDFATHERED: La serie de John Stamos –que por cierto gira entera en torno al falo del protagonista- pasa el test por los pelos. O no lo pasa, según la interpretación que le demos. En su episodio piloto, dos personajes femeninos de la serie, Sara (interés amoroso del protagonista, Jimmy) y Annelise (su asistente), tienen una breve conversación que comienza cuando la primera le pregunta a la segunda si es la novia de Jimmy, lo cual no pasaría el test. Sin embargo, en las siguientes líneas Annelise dice que no es su novia sino que es lesbiana a lo que Sara contesta que parece inteligente y quiere ser su amiga. Ahí la conversación deja de estar centrada en el hombre, por lo que podría pasar el test, aunque desde luego es una interacción muy breve.

- SCREAM QUEENS: Con una mayoría de personajes femeninos de diversas características, razas o expresiones de género, podemos decir que la serie de terror adolescente de Ryan Murphy despunta como la serie más feminista del año. No solo pasa el test de calle en su piloto, sino que a pesar de su frivolidad aparente pone diálogos a tener en cuenta en personajes como la decana Cathy Munsch (Jamie Lee Curtis) quien explica que no hay relación entre llevar el pelo corto y ser lesbiana; Sam, la andrógina lesbiana asiática interpretada por Jeanna Han; o la escena del episodio cuatro en la que las chicas populares dan una paliza a un chico que las piropea mientras enarbolan un peculiar discurso feminista.

- ROSEWOOD: Otra serie más con un personaje masculine como único eje, en este caso un patólogo privado con un ego desmesurado y un supuesto carisma que a mí me resulta irritante. A su alrededor tiene a varias mujeres, como su madre o su hermana, la cual tiene una novia. Estas dos últimas intercambian algunas palabras en el piloto, pero nunca dejando de ser Rosewood el centro de la conversación. Suspenso.

ABC

- BLOOD & OIL: Tras perder las lavadoras que iban a cambiar sus vidas, la muchacha de la pareja protagonista, Carla, busca piso y es otra mujer quien se lo enseña. Así de fácil supera el Test de Bechdel la serie ‘Blood & Oil’. No lo tendrán tan sencillo para evitar la cancelación.

- DR. KEN: Molly, la hija de los Park, llega a casa anunciando que ha aprobado el carnet de conducir y su madre le felicita, pero la conversación gira tan pronto hacia si el padre está contento o no, o si le deja su coche o no, que me hace dudar de si esto nos sirve. Me decantaría por el no. Las trabajadoras del hospital también se implican en una conversación grupal en la que interaccionan, pero siempre bajo la batuta del Dr. Ken.

- QUANTICO: Aparte de que el personaje que interpreta Priyanka Chopra, Alex Parrish, es el centro de la serie, el grupo de aspirantes a agentes del FBI incluye varias razas, sexos y orientaciones sexuales. Pronto, las chicas interactúan entre sí y ‘Quantico’ supera el Test de Bechdel.

- WICKED CITY: En un instante del piloto, la mujer y la hija del detective protagonista hablan de ver películas de terror y comer tacos. Una conversación mínima que, además, sólo sirve para que veamos al hombre mirarlas con gesto preocupado. Dado que la interacción es mínima e irrelevante, no pasaría el test.

- THE MUPPETS: Y más con las que nos podríamos pillar los dedos. La primera invitada del talk show de Peggy en la serie es Elizabeth Banks, lo que provoca que ambas tengan una brevísima conversación y hagan superar el test al piloto. Sin embargo, ‘The Muppets’ está al borde de caer en el Principio de la Pitufina pues Peggy es el único personaje femenino central (la cerdita Denise sólo aparece en el primer episodio, la guitarrista Janice apenas tiene frases y Becky no es más que la novia de Fozzie) y, para colmo, gran parte de las tramas se basan en lo caprichosa que es Peggy y cómo esto genera situaciones difíciles para Gustavo.

CW

- CRAZY EX-GIRLFRIEND: No sólo pasa el Test de Bechdel en innumerables escenas, es que a pesar del peliagudo título (que ciertamente le juega en contra), la serie es una de las más feministas que se han estrenado en los últimos años. La lucha contra la rivalidad entre mujeres o la cita a Simone de Beauvoir son para querer abrazar a ‘Crazy Ex-Girlfriend’ muy fuerte.

NBC

- THE PLAYER: Ninguna mujer cruza palabra en el arranque de esta serie. Y no solo eso (y aquí va un pequeño spoiler), en ‘The Player’ el personaje femenino es asesinado para darle así una motivación al protagonista, un tropo muy común que la autora de cómics Gail Simone señaló como “Mujer en el refrigerador” en referencia a un suceso en ‘Linterna Verde’.

- HEROES REBORN: Aquí tampoco hay mujeres que hablen entre sí, pero encontramos en cambio una heroína que necesita que un hombre le dé un empujón y le ayude para llevar a cabo su misión o la clásica chica que mete en problemas al héroe.

- BLINDSPOT: Una chica es encontrada en Times Square desorientada, sin memoria, desnuda y llena de tatuajes. Con una mujer como protagonista ¿será fácil pasar el Test de Bechdel? En el piloto, la forense Patterson asiste a Jane Doe, haciendo que ‘Blindspot’ pase el test, pero no dejo de tener la sensación de que el personaje de Jaime Alexander más que protagonista es un macguffin o un instrumento para que los hombres desarrollen la historia.

- TRUTH BE TOLD: La serie se basa en la relación de dos parejas hombre-mujer y aunque ellas interaccionan durante el primer episodio siempre lo hacen como parte de una conversación grupal con sus maridos. Las dos protagonistas nunca hablan solas, ni siquiera de hombres, mientras que ellos sí tienen varias escenas por su cuenta. Hay un mínimo cruce de palabras entre una pareja y la niñera, que finalmente resulta ser actriz porno. Un no como una catedral.

En conclusión, de 19 series estrenadas este año solo 9 aprueban el test, mientras que otras 4 están en una situación límite entre pasarlo o no. En el resto, la ausencia de personajes femeninos relevantes es más que evidente y los que hay suelen ser comparsas que decoran un universo claramente masculino.CBS es la cadena que mejor parada sale ante el Test de Bechdel, mientras que NBC es quien más tiene que mejorar.

Podría parecer que 9 de 19 es una cifra bastante correcta, pero muchas de las series aprueban por la mínima y la superación del Test de Bechdel en ciertos casos no supone una presencia real de personajes femeninos importantes.

2 comentarios en “Series y feminismo: los estrenos estadounidenses de otoño frente al Test de Bechdel

Responder a Bessu Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>